lunes, 9 de diciembre de 2013

Higuerón (Ficus luschnathiana)

MORACEAE
Árbol de entre 10 y 15 metros de altura, monoico, perennifolio, laticífero, estrangulador, crece sobre los troncos de otros árboles a los que con el tiempo envuelve y mata; copa hemisférica de  entre 10 y 20 metros de diámetro. Es originario de las regiones cálidas de Brasil, Paraguay, oeste de Uruguay y este de Argentina, en la provincia solo crece en el norte de la ribera paranaense hasta la Isla Martín García y la RECS. Crece también sobre construcciones abandonadas en la tierra acumulada en las grietas.
Corteza de color castaño grisácea, con escasas rugosidades.
Las hojas son alternas, elípticas, pecioladas, coriáceas, de entre 6 a 10 cm de largo por 1,5 a 6 cm de ancho, con nervio medio amarillo.
Las flores son estaminadas y pediceladas, agallas pediceladas y pistiladas sésiles, están incluidas en un sicono de  hasta 1 cm de diámetro. Florece de septiembre a diciembre. La polinización la llevan a cabo avispas del género Blastophaga cuyas larvas se desarrollan en las flores agallas.
Fructifica entre diciembre y marzo.
La dispersión de las semillas es zoocora y estas germinan en los troncos o copas de los árboles. Se multiplica por gajos.
Se usa como árbol de cultivo, también se consumen sus frutos y con ellos se hacen mermeladas. Se aprovecha su madera para fabricar cajones. La infusión de sus hojas es purgante y vermífuga. El látex es vulnerario.
Otros nombres:
Castellano: agarrapalo, higuerón  bravo, gaupoy, iba poí.
Portugués: figueira brava, figueira miúda, figueira branca.
Guaraní: ïvapohïi, guapo'í, ïvapó'í.
Inglés: wild fig tree.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada