domingo, 1 de junio de 2014

Radín (Baccharis pingraea)

Hierba perenne, dioica,que alcanza entre  0,5 y 1 metro de altura. Es nativo de Uruguay, sur de Brasil, Paraguay, Chile y centro y norte de Argentina; crece hasta los 2500 m.s.n.m.  En la provincia crece en suelos secos a ligeramente húmedos a orillas de caminos, vías y en campos de pastizales.
Las hojas son simples, enteras, lineares, de ápice atenuado y base atenuada, margen aserrado, dentado o entero, de entre 6 y 7 cm de longitud, lisas, glabras, suculentas o carnosas; son pegajosas.
Inflorescencias en capítulos pedunculados, dispuestos en panículas, con flores unisexuales de color blanco. Florece en verano y fructifica en otoño. La polinización es entomófila y la diseminación es anemocora.
El fruto es un aquenio de menos de 1 mm de largo; el papus es blanco.
En medicina tradicional la resina se utiliza en cataplasmas para aliviar dolores reumáticos.

Sinónimos: Baccharis angustifolia, B. medullosa, B. huydobriana, B. serrulata, B. subpingraea, B. litoralis, Conyza montevidensis, Pingraea angustifolia.

Otros nombres
Castellano: Chilca, chilquilla