sábado, 12 de julio de 2014

Alfalfa (Medicago sativa)

FABACEAE
Hierba perenne, ascendente, en ocasiones postrada, muy ramificada. Es originaria de Turquía y Crimea, se ha naturalizado en gran parte del mundo. En la provincia crece escapada de cultivo o asilvestrada en campos de rastrojos, bordes de caminos y en terrenos modificados.
Tallos herbáceos, foliosos, de entre 30  y 90 cm, con indumento disperso a más o menos denso, con pelos largos no glandulíferos.
Hojas con foliolos (8) 10 - 15 (30) por  1,5 - 4,5 (10) mm, obovados a linear-oblongos, serrulados en el tercio superior, de obtusos a agudos o apiculados. Envés con pelos, haz glabro. Estípulas ovado-lanceolas, dentadas en la base.
Flores agrupadas en inflorescencias de racimos densos de 1 0 a 30 flores, fragantes, pedúnculo más largo que el pecíolo de la hojas contigua. Cáliz de 4 a 5 mm con pelos no glandulíferos, adpresos.
Corola 7-8 (11) mm, de color violáceo, estandarte estrechamente oblongo, alas ligeramente más anchas que la quilla. Florece todo el año.
El fruto en hélices siniestras, mide  4 a 8 mm, de color amarillento, pardo  a negruzco en la maduración. Semillas de  2 mm, pardo amarillentas.
Se cultiva como planta forrajera. Tiene propiedades medicinales; sería útil cuando haya cálculos biliares, como diurético; aporta vitamina D y calcio.
Muestra autotoxicidad, por lo que es difícil que las nuevas semillas surjan en cultivos ya crecidos. Se necesita hacer rotación de cultivos para resembrar.

Sinónimos: Medicago pekinensis, M. sogdiana, M. tibetana, M. orientalis, M. mesopotamica, M. grandiflora, M. asiatica.

Otros nombres: 
Castellano: Mielga, alfaz, alfance, farfa
Portugués: Alfalfa
Vasco: Argi-belar
Catalán: Alfals
Francés: Luzerne cultivée, alfalfa
Italiano: Erba medica
Rumano: Lucernă
Inglés: Alfalfa, lucerne
Holandés: Luzerne
Afrikaans: Lusern
Alemán: Luzerne
Sueco: Blålusern
Húngaro: Takarmánylucerna
Finlandés: Sinimailanen
Ruso: Люцерна посевная
Polaco: Lucerna siewna
Turco: Yonca